Buscar este blog

viernes, 11 de mayo de 2012

SIEMPRE DEVORADO


Que cerrada está la noche, madre,
que cerrada,
los candados eran misiles, madre,
y yo sin coraza.
La noche me comía,
me devoraba, madre,
pedacito a pedacito
como si nada,
como carne tierna que era,
ni sobras quedaban.

Me regurgitó la noche, madre,
una fría madrugada.
No conocía a nadie, ni supe donde estaba.
Caminé sonámbulo por mil tierras
mil noches más,
hasta que encontré un hueco
en la palma de mi mano que no había visto antes,
y allí estabas
tú, de nuevo,
noche.


pablovalladolid

AQUÍ, UN AMIGO, SEÑORA



Pues eso, solo un amigo.
Un destartalado compañero de viaje.
Un aprendiz que quiso,
a su lado,
viajar por los recovecos de la vida.

Un payaso, un mago, un pícaro:
un optimista.

Amigo luchador y caminante solitario.

Pues eso, solo un amigo,
un iluso que sueña, en duermevelas,
con paseos de noche por la playa,
salándome las arrugas,
a su lado.

Un sentimental poeta, que desde el olvido,
le contaba a la madrugada sus miserias.

Ella me respondía casi siempre:
“!ah, se siente!”.

Pues eso, solo un amigo, cuyos dedos
ya empiezan a añorar su cuero silente
y su cuerpo de infierno.

Un parlanchín, un zahorí buscador de palabras,
en un pozo con cerrojos de miedo.


pablovalladolid (26-5-11)

SE VA LA MADRE



Se va la madre,
la esposa,
la mujer,
la tata a por agua al río,
con un balde nuevo y
el pañuelo anudado en la frente,
porque el calor asfixia el pensamiento.
Va cantando canciones de antaño
y  el agua la devuelve un rostro duro,
quebrado por la lucha diaria.

Se va la madre al río
y el agua le devuelve la sonrisa de los hijos
que la esperan.
Se va la esposa al río
y el agua le tiende una mano;
compañera de fatigas.

Se va la tata al río
y mira sonriente las flores que nacen
a sus orillas.

Se va mujer al río,
y en el en el río solo ve lágrimas.

Descansa ya, mujer.
Descansa.

Porque la labranza ya está hecha.
La casa, limpia.
La cena, servida.
Y ya solo queda mirar a los ojos de tu gente
y ver que son felices.

Y te quieren.


pablovalladolid ( 1/8/07-mariano, manuel y miguel )

miércoles, 9 de mayo de 2012

BÚSCATE UN AMANTE



que te ría, que desfallezca por tu sonrisa
y que te haga no dormir de placer.

Búscate un amante
que enjuague tus lágrimas con pañuelo de seda.
Que te levante cada mañana en volandas.
Que te haga mirar las noches con sosegada rima
y segura compaña.

Búscate el amante adecuado a tu paciencia,
a tu sonrojo y a tu vuelo,
a tus maestrías y tus preguntas.

Búscate el amante que se apasione en tus respuestas,
que se pierda en tus ojos
y te acune en tus idas y venidas
por este mundo incierto y soez.

El que te anime, el que te vele, 
el que guarde su silencio con el tuyo.

El que no deje de palpitar con tus latidos,
el que te abra puertas, el que te tienda manos
y el se pierda contigo donde haya que perderse.

Búscate en el amante que siempre te acompañó
y que se acostó tu lado todas las noches,
sin llegar a verlo.


(pablovalladolid)
diezdemayodelaño12