Buscar este blog

jueves, 19 de mayo de 2011

MUJER DESTARTALADA


Tengo que soñarte, mujer destartalada,
no me queda otro remedio.
Tengo que reconstruir tu ajado clítoris
para que seas plena, de nuevo.
Sentarme a tu lado y escucharte.
Frenar la mano que te atormenta
y desterrarla al olvido.
Reponerte los sueños robados a tu infancia.
Abrirte las fronteras al futuro.

Desoxigenar tu rostro de velos.

Darte la sal que te mereces,
las fronteras libertarias que te corresponden.
Liberarte de los vetos que te acompañan.

Tengo que soñarte, mujer destartalada,
no me queda otro remedio,
ni otro verbo que más me duela.

No podré insuflar la vida
de quien, en silencio, amamantó mi vientre,
pero puedo acomodarte a mi lado, compañera,
y caminar, de iguales, por el bosque del hoy
y del mañana.

Quiero ser tierra, como tú,
ni más, ni menos.


(pablo otero)

1 comentario:

  1. Como una punzada en el estómago, un punto de placer en el recuerdo...es emoción??? creo que si.
    Gracias

    ResponderEliminar