Buscar este blog

martes, 30 de agosto de 2011

GRAND JETE DESSUS EN TOURNANT (solo de danza clásica)

Veo a la mujer destemplada,
a la niña anhelante,
a la voladora de arabesques
llorar
y llorar
y rabiar
y llorar
y maldecir
y llorar.


La veo reír
en ese estático posado de anhelos.
Croix, degagé, demi-plié…

Y el amor se escapa bandolero.

En dedans, en cloché, fondu.

Así sueña la niña , voladora.
Y así regresa la mujer a la cuna silente,
tímida, in-abarcada, perdida de ojos
y más amada.


No cabe mujer en mujer.

No cabe hembra.

No hay pas de bourrée ni pas de cheval  ni pas mache,
que en pasión gane
su ojos mirar ese oscilante arrullo que mece
y mece y mece y mece…

Mirad a la mujer destemplada,
observad a la niña anhelante,
a la voladora de arebesques.

Y llora
y rabia
y llora
y promete olvidar
y se olvida de lo prometido
y llora
y rabia
y llora.

Y tus ojos…
tus ojos,
tus ojos no merecen esa lluvia,
esa neblina ni ese llanto.

Tus ojos…
tus ojos miran hacia dentro demasiado,
siendo el mundo tan inmenso.

(pablo valladolid )16-8.11

lunes, 11 de julio de 2011

lujuria

CARTA A USTED (Jose Angel Buesa)

LESBIANO DE AMOR (pablovalladolid)

OTRA MUJER

Si nos paramos un momento y miramos de hoy hacia atrás, ¿qué vemos?. Solo pasión.
La que llegamos a disfrutar y la que dejamos escapar. Pasión en todo lo que hacemos en nuestra niñez y nuestra adolescencia. Pasión en las primeras etapas de nuestros amores. Pasión los primeros años de la vida juntos. Pasión en nuestros amantes. Pasión por nuestros hijos. Instantes de pasión. Pasión cuando la gente se va. Pasión al realizar alguna actividad nueva. Pasión por lo que dejasmos o no nos atrevimos a hacer. Pasión.

Eso recordamos. Y entre medias...nada, vacio, destemplanza, sinsabor, dejadez, duermevela, aburrimiento, desamor, rutina. Nada.

Y sin embargo, esa nada, cuanto tiempo nos ocupa...cuanto tiempo nos quita y nos roba...cuanto tiempo nos entretiene y nos miente...

Y cuantas veces caemos en la misma nada, sin apenas darnos cuenta.

Si nos paramos un momento y miramos hacia atrás, ¿qué vemos?.

¿Y si miramos hacia delante, qué queremos ver?

(basado en la vida misma y la película de Woody Allen "Otra Mujer")

miércoles, 6 de julio de 2011

LLÁMAME CURSI

Llámame cursi
pero pon a mis pies un atril do pueda desgañitarme
manchando el verbo.

Llámame ventolera, correveidile, presuntuoso
extranjero o baladí,
pero mientras me des unos ojos que miren dentro,
que escuchen dentro,
que imaginen dentro,
puedes hacer un sofrito de recelos, sin quieres.

La voz se alza porque se siente
alzada,
porque se cubre con voces que ahogan dentro
y se nutre de el aire que se lee, se observa y se piensa.
Llámalo pastoreo, quijote o mejor, sanchino.
Llámalo riostre o punzolienzo,
camarísa o venzoléa,
manolestra o tiernoluco.
Como quieras.

No me cambia a la sazón tu boca,
ni es albacea tu sonrisa medianera
de la luna que me quema y que me acuna.
Ni eres dueño de la mar que me seduce
y me acobarda.

Ni testaferro del cuño que me marca
y que me adorna.

Llámame penitente.

(pablovalladolid) 5/7/2011

martes, 5 de julio de 2011

AHORA SERÉ YO QUIEN HABLE

Ahora seré yo, mar, quien hable,
para regurgitar a los hombres que consumí,
a lo que aceché y engullí con alevosía, nocturnidad
y desdén.

Ahora seré yo quien os hable de desprecios,
porque de mis entrañas escogéis lo que os place,
arañáis mi ser para vuestro provecho consumista,
violáis mis criaturas para que vuestro ego os engrandezca,
matáis mi ser para hipócritamente
soñarme y dedicarme versos en la noche.

Me muero. Soy yo quien habla.
Ese mar de vuestras melancolías,
se muere por desidia y vergüenza.
Se muere quien os dio la vida.
Se muere quien os abraza y os acuna.
Se muere quien os alimenta el cuerpo y el alma.

Lentamente muero y ya mi furia no os sobrecoge
ni atemoriza.

Acabaré siendo el asesino feroz
que os engulla sin piedad ni freno a todos,
y solo habrá cadáveres sin alma
para alimento de mis súbditos más fieros.

(pablovalladolid)

domingo, 3 de julio de 2011

TITIRITERO (a Amancio Prada - 17-11-2000)


Es de plata
la voz del jilguero,
de plata,
de niño, de corazón, de viento.
Es de plata
su sueño.
De plata el viento: su voz.
Es de plata
su silencio,
y en el despertar, la plata,
fundida,
canta como remero al viento.
Sueña la voz,
sueña el niño,
sueña el viento.
El jilguero duerme
en una cuna de plata
al rumor de los silencios.
Es de plata tu voz,
Amancio,
de plata, como el jilguero.
El niño despierta
al son
de la voz de plata
de tu garganta,
de tu romance,
de tu galego,
de tu Rosalía
y sus ojos negros.
De plata, Prada,
de  plata,
de Prada,
de plata
tus versos.
Ahora viene la alondra
al rumor de tus besos
y de tus versos
del mar de plata
de tus silencios.
Ahora que el jilguero duerme
y el niño se despereza,
ahora viene la alondra
a tu remanso,
a cantar contigo
romances, cantigas, versos.
Ahora viene la alondra a posarse
a los pies del enhebro,
a oírte cantar,
a oírte besar al viento.
Suenan trotes de caballos,
guirnaldas cubren,
guirnaldas,
sobre sus pechos.
“ Alegra titiritero
la noche con tu canción...”
es tu verso,
es tu verso una caricia
que pica de flor en flor.
Canta,
no pares,
canta...
que el niño ya se levanta,
canta,
que de plata
torna su voz.
Titiritero de plata,
canta, cuenta, canta,
la voz de plata
que es tu canción.
Titiritero
canta, cuenta, canta,
canta....

(pablovalladolid)(17/11/2000) 

miércoles, 29 de junio de 2011

Siempre la palabra. Siempre.

LITOGRAFIA EN ESMERALDA



Es mi deseo
que se cumplan, a mi muerte,
todos los capítulos del Ingenioso Hidalgo.

Para ello,
dejo en depósito a mi abogado
un montón de maravedíes,
una espada cordobesa,
y una calavera.

¡que pocos hombres, padre!
¡que pocos hombres sabios!

(pablo otero)

martes, 28 de junio de 2011

LA MUJER QUE VINO DEL MAR


“Para que haya paz en el mundo,
es necesario que las naciones vivan en paz.
Para que haya paz entre las naciones,
las ciudades no deben levantarse
una contra otra.
Para que haya paz entre las ciudades,
los vecinos deben entenderse.
Para que haya paz entre los vecinos,
hace falta que reina la armonía
en el hogar.
para que haya paz en casa,
hay que encontrarla en el corazón
de cada uno.”
Lao Tse

La mujer que vino del mar
no traía quejidos ni resentimientos,
venia descalza y sola.

La  mujer que vino del mar
traía en sus grandes ojos
toda la humanidad posible.

La mujer que vino del mar
vestía transparencias,
y en sus pechos llevaba
semillas para alimentar
miles de sueños.

La mujer que vino del mar
pisaba ingenuidad
con forma de arena eterna.
Moldeaban con sus pies
caracolas hirientes.
Y en su corazón
las preguntas sangraban
a borbotones.

Hola.
Hola, mujer que vienes a mi cobijo
con sombras, sueños y dudas.
Acurrúcate en mi pecho
y descansa.
No hables.
Simplemente déjate llevar
por el compás de los latidos
del un mundo que te ama.

Vive tus sueños dentro o fuera,
da igual,
pero que ningún intranscendente
los anule.

A la mujer que vino del mar
la quiero cerca,
siempre cerca,
aunque no pueda tocarla.

pablo otero


domingo, 26 de junio de 2011

SOLOS


Solos.
Solos en el paraninfo de las estrellas.
Aguerridamente solos.
Sin palabras ni versos.
Sin ojos y sin piel, sin pies y sin alma.
Solos.
En la negrura de la casa del poeta.
En concupiscencia con el aire
que nos liba.
Solos.
En la soledad de nuestros silencios.
Quietos.
Quietos los sentimientos.
Quietas las inquietudes y las dudas.
Todo en un bálsamo de orgásmicos silencios.
Solos,
y sencillamente unidos por una ensoñación
sin sentido.
Melancólicamente sin sentido.
Melancólicamente ensoñación.
Solos.
Solos para viajar por entre los espasmos
de lo desconocido.
Por entre las rutas no abiertas,
por entre las heridas,
por entre las venas,
pero solos.

Tan solos como un funeral de vagabundos,
pero vivos.

(pablo otero)