Buscar este blog

martes, 27 de noviembre de 2012

SOLEDADES

Cojo de mi silencio
pequeñas parcelas donde guarecerme
y enterrar en ellas
grandes recuerdos locos.
Cojo de mi risa
las lágrimas.
De mis paseos
los gritos que me susurran
dichas y desdichas
al unísono.
De mis quejas
los olvidos.
Robo palabras a los mendigos
y mendigo palabras a los ojos
ávidos.
Soy, pues, un ladrón y aquí
reparto mi fortuna.
Mis soledades las reparto
entre mi corazón y mi mente,
Al primer cajón van las melancolías,
a mi cabeza va el resto de mi ser:
pura soledad discontinua.
De mis ojos me quedo
con lo que no pueden ver.
En este mundo mío que no me pertenece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario