Buscar este blog

miércoles, 29 de junio de 2011

LITOGRAFIA EN ESMERALDA



Es mi deseo
que se cumplan, a mi muerte,
todos los capítulos del Ingenioso Hidalgo.

Para ello,
dejo en depósito a mi abogado
un montón de maravedíes,
una espada cordobesa,
y una calavera.

¡que pocos hombres, padre!
¡que pocos hombres sabios!

(pablo otero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario