Buscar este blog

martes, 21 de junio de 2011

MUJERES DESESPERADAS CON VESTIDO ROJO


Lucia está cansada de andar sin destino,
de tantos amores rotos.
y en la cuneta descansa meditando
si merece la pena volver a levantarse.

Petra ve como se acaban sus días
sin que sus manos ni sus pies
le hagan caso.
la cabeza da órdenes
que el cuerpo no asimila.
y se pregunta si no es mejor apretar ya los dientes
y dejarse ir.

Lourdes acaba de ganar un concurso de poesía nacional
y mientras traga vergüenza en un auditorio
delante de tres mil quinientas cincuenta y una personas
en ese instante
decide no volver a escribir su vida
un día más.

Miriam llega a casa despacio
tira la bata blanca sobre el sofá
y sale a la terraza de su ático a fumar
un último Chesterfield.
ya son 32 en tres años los que se le han ido.
son demasiadas muertes,
demasiadas lágrimas
y demasiadas preguntas.
el silencio es tan atrayente,
la acera parece tan limpia.

Ana descubrió hoy
que le quedan no más de seis meses.
conduce sin ganas.
los regalos del viaje de novios
aún están por abrir.

(pablo otero)

No hay comentarios:

Publicar un comentario